Los resultados del proyecto Osirys de nuevos materiales de construcción ya son una realidad en un edificio de oficinas

0
177

El proyecto OSIRYS, que ya ha concluido con éxito, ha tenido su aplicación en un edificio real. Concretamente en un edificio de oficinas en la localidad estonia de Tartu.

El proyecto, que tenía por objetivo mejorar la calidad del ambiente interior y la eficiencia energética a partir del desarrollo de biocomposites y productos de origen forestal para fachadas y tabiquería interior ya tiene resultados tangibles.

Las nuevas tecnologías desarrolladas durante el proyecto podrán aplicarse tanto en trabajos de construcción de obra nueva como en los trabajos de reforma de edificios ya existentes.

El rol de AIMPLAS dentro del proyecto OSIRYS está principalmente relacionado con la funcionalización de grafeno para su uso con resinas termoestables, y el proceso de la pultrusión con fibras naturales y bioresinas.