Más de 1500 edificios de Orense tendrán que pasar la ITE este año

0
425
ourense---mejoresedificios

El Concello de Ourense, a través del Servicio de Urbanismo, expone al público el listado de inmuebles, que se puede consultar en las oficinas administrativas de la ITE, en la sede de la Concejalía de Urbanismo. Se trata de 1.506 edificios de más de 37 años de la ciudad y perímetro rural que tendrán el deber este año de realizar la inspección técnica de edificios (ITE).

Esa exposición tiene la consideración de notificación para los interesados, y conlleva el deber de realizar la correspondiente inspección en el transcurso del año 2017. En el caso de incumplimiento será considerada como infracción urbanística sancionable según los términos de la Ley de Ordenación Urbanística de Galicia.

Con esta exposición el Ayuntamiento avanza en el fomento de la conservación de las edificaciones construidas en la ciudad en materia de seguridad, prevención de la degradación de entornos urbanos e incentivo de la rehabilitación.

La propia ordenanza explica que el deber de conservación es una manifestación inequívoca de la función social que tiene el derecho de propiedad urbanística porque las razones de seguridad y de salubridad, y hasta de ornato público, son valores sociales indudables, por lo que la acreditación del cumplimiento del deber de conservación deriva naturalmente de aquella función social.

Así, en el marco de una necesaria cultura de la rehabilitación y mantenimiento, la inspección periódica o técnica de las edificaciones (ITE), se configura como un instrumento de tutela preventiva idóneo para potenciar el papel que la conservación debe jugar en el mantenimiento de la ciudad y para evitar la progresiva degradación del patrimonio edificado, el deterioro urbanístico y social de determinadas áreas y la pérdida de identidad urbana asociada.

La ordenanza municipal establece el deber formal de los propietarios de edificaciones de acreditar el cumplimiento del deber de conservación impuesto por la normativa urbanística y la propia Ordenanza mediante la obtención de un informe de inspección técnica de la edificación expedido por técnico competente, con el contenido, en la forma y en los plazos señalados en ella.

El deber alcanza a todos los propietarios, personas físicas o jurídicas, titulares de cualquier tipo de edificaciones ubicadas no tenérmelo municipal de Ourense, con independencia de su uso o destino, excepto las declaradas en situación de ruina o sometidas a expediente contradictorio de ruina mientras no exista resolución firme.

El informe expresará si la edificación reúne las condiciones básicas de seguridad, estabilidad, estanquidad y consolidación estructurales, así como las de habitabilidad en las que debe mantenerse en función de su uso.

El propietario de la edificación deberá acompañar el informe con la correspondiente ficha técnica de edificaciones, en la que se detallarán los datos urbanísticos y arquitectónicos, régimen de ocupación y de propiedad de la finca, conforme al modelo oficial aprobado.