Más de 4.000 edificios están suministrados por redes de calor y frío

0
408
censo-redes-adhac-idae-me
Presentación del censo de redes en IDAE 2016

Hoy se ha presentado en la sede de IDAE en Madrid en Censo de Redes de Calor y Frío 2016, elaborado por la asociación de redes de calor, ADHAC.

Dio la bienvenida Pedro A. Prieto, director de ahorro y eficiencia energética de IDAE quien hizo referencia al convenio con ADHAC para elaborar el censo, del que destaca que se sigan incrementado el número de redes, que más del 70% sean de energías renovables y el que más del 60% estén localizadas en Madrid y Barcelona.

A continuación e Presidente de ADHAC, Miguel Armesto, se refirió a la evolución de los últimos años, coincidiendo con la existencia de ADHAC, de las redes de calor que valoró positivamente porque suponen un ejemplo de energía distribuida, son locales y aprovechan las energías disponibles, lo que supone ser una solución eficiente y especialmente adecuada para luchar contra el cambio climático. En general, Armesto indicó que en todo el mundo existen unas 5.000 redes a las que sólo están conectados el 12% de población en donde existen y que el 25 % funcionan con energías renovables. Pero aportó el principal dato: su potencial; en España se calcula que si se introdujeran como en Europa (un 4,5% de aprovechamiento de calor) supondrían inversiones de 4.000 millones, que ahorrarían 3,5 millones de toneladas de emisiones de CO2.

Incremento en el censo

El secretario general de ADHAC, Javier Sigüenza, indicó que en el último año se ha trabajado en la transposición de la Directiva de eficiencia Energética, en la estrategia de Calor y frío, en la especificación AENOR de proveedores de servicios energéticos que contempla las redes. También se refirió a un trabajo conjunto con la FEMP para elaborar un modelo de estudio de viabilidad de las redes, en el desarrollo de la herramienta de certificación energética de los edificios HULC y la participación en el Foro de las Ciudades, dado que entienden que las redes están dentro de las Smart cities.

Sigüenza también se refirió a los actuales retos de las redes de calor y frío: encontrar soluciones financieras, que formen parte de un catálogo de oportunidades y que sean parte de las inversiones del Plan Juncker.

Existen dos tipos de redes: rurales y urbanas, siendo las más rentables las urbanas. La concentración urbana es conveniente y hay mucho potencial para rehabilitar barrios y ciudades, con un nuevo modelo de negocio. Es una vía para la inversión de las ESEs y que no computa como déficit- deuda según la normativa Eurostat.

Resultados del estudio

Abarcando tanto redes como micro redes, y a pesar de las dificultades (opacidad, miedo a la información…) de las 46 del primer censo de hace 4 años, a las 247 del pasado año, se ha llegado a las 306 redes en 2016 (aunque están localizadas 330) que suponen 550 Km y que 4.030 edificios están suministrados por las mismas. Estas redes suponen un ahorro de 18.000 Tn de CO2 y del 82% de energías fósiles. En el ránking por CCAA, primero está Cataluña, seguida de Castilla León, Navarra, País Vasco y Madrid. Cuando se pondera por potencia, Madrid y Cataluña se disparan… de ahí la importancia de la concentración de población: Cataluña concentra el 35% de la potencia. En total hay instalados en España 1.219 MW.

Por tipo de redes, las principales son las de calor: 277, hay 3 de Frío y 26 de Calor y frío. Por potencia, las de calor son el 73% y el resto, 27% de frío. Hay tres tipos de clientes: terciario (principal sector con el 69% que en potencia instalada supone el 48%), seguido de la vivienda (23%) y por último la industria (%). En cuanto a la Titularidad: el 51% son públicas; las mixtas son las grandes redes, con un funcionamiento de colaboración público-privada. 225 son de energías renovables.

Sigüenza valoró finalmente el que se hayan incrementado el número (60 instalaciones censadas más) y su enorme potencial.

Potencial y mapa de calor

Miguel Manrique, Jefe del Dpto. de Transformación de la Energía de IDAE, presentó en la jornada la “Evaluación completa del potencial de uso de la cogeneración de alta eficiencia y de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración eficientes”, es decir, qué parte de la demanda se puede cubrir con los recursos existentes y con criterios de optimización.

El estudio que se ha hecho es una evaluación completa del potencial de uso de la cogeneración de alta eficiencia y de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración eficientes en nuestro país. Así, tal y como nos dicta Europa, se ha llevado a cabo un análisis de costes y beneficios que abarca el territorio nacional, atendiendo a nuestras diferentes condiciones climáticas, a la viabilidad económica y a la idoneidad técnica. La evaluación completa supone establecer la demanda de calor y de refrigeración del país, prever cómo evolucionará la demanda y desarrollar un mapa del territorio nacional en el que se señalen aspectos como los lugares con más demanda o qué infraestructura y grandes instalaciones existen.

Además se puede saber cómo satisfacer la demanda técnica y económicamente (con las tecnologías más adecuadas y que resulten más rentables tras un análisis coste-beneficio) con las soluciones más eficientes.

Se ha caracterizado la demanda localizando los centros consumidores, por sectores, recopilando datos incluso del Catastro, elaborando un Mapa de Calor. El caso es que se ha calculado, partiendo de datos de 2013, la demanda térmica que para calefacción y agua caliente sanitaria es de 408.019 GWh y para el caso de la refrigeración de 51.818 GWh. Esto será de gran ayuda a partir de ahora en los procesos futuros de planificación energética, ya que facilitará la toma de decisiones en la optimización de los recursos empleados.