El mercado inmobiliario de lujo se duplica

0
563

El mercado de vivienda de lujo goza de unas cifras positivas, según los datos de mercado que maneja la inmobiliaria especializada Lucas Fox.

Los datos recopilados por la agencia durante 2016 reflejan una perspectiva positiva para el mercado residencial de lujo este 2017.

Tres principales tendencias se desprenden del informe realizado por la agencia: los compradores extranjeros siguen impulsando las ventas, aunque el comprador nacional va ganando terreno estimulado por la mejora de la economía y las mejoras en la financiación; el número de transacciones de viviendas de obra nueva se encuentra significativamente por encima de los datos recopilados en 2015, pese a que la falta de stock está ejerciendo presión sobre los precios; mientras los efectos del Brexit y la elección de Donald Trump están comenzando a influir en las decisiones de compra de británicos y estadounidenses.

El inversor extranjero sigue liderando el mercado, pero el comprador nacional repunta

Las cifras de Lucas Fox para el período de 2016 reflejan un aumento de un 31% interanual en las ventas de propiedades de lujo, el mayor incremento desde la fundación de la compañía en 2005. Barcelona lidera las ventas con una subida del 69%, impulsada en parte por un mercado global cada vez más diversificado: los inversores extranjeros representaron el 65% del total las ventas de Lucas Fox.

A pesar del voto Brexit, los británicos siguen siendo la mayor proporción de compradores extranjeros, pasando del 18% en 2015 al 11% en 2016. Les siguen de cerca los compradores de Oriente Medio (8% frente al 5% de 2015), Escandinavia (7% comparado con el 4% en 2015), Francia (6% frente al 9% en 2015) y Estados Unidos (5% en comparación al 4,5% de 2015). Un significativo 35% de las transacciones de venta de Lucas Fox en 2016 fueron realizadas por compradores nacionales, que siguen escalando posiciones des del 19% registrado en 2015.

2016 ha significado un punto de inflexión clave en la fase de recuperación del mercado inmobiliario español, con incrementos en las ventas en prácticamente todas las regiones. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado año se registraron un total de 403.866 ventas de inmuebles, un 14% más que en 2015. Las cifras muestran un mayor crecimiento en Baleares (31%), seguida de Barcelona (24%), Madrid (17%), Valencia (16%) y Gerona (15%), siendo más moderado en aquellas regiones donde los compradores británicos representan el grueso del comprador extranjero. Zonas como la Costa del Sol registraron un tímido aumento del 5%, debido principalmente al Brexit y al debilitamiento de la libra.

Viviendas de obra nueva, las más deseadas por parte de los compradores extranjeros

Las viviendas nuevas o recientemente reformadas representaron un volumen de ventas de más de 100 millones de euros para Lucas Fox en 2016 y significaron casi el 50% de las ventas totales realizadas por la agencia en la ciudad de Barcelona. Tres cuartas partes de estas propiedades fueron compradas por extranjeros, de los cuales el 46% lo hizo por cuestiones de inversión. El precio medio de venta de una vivienda de obra nueva en Barcelona durante 2016 fue de 6.200€/m2 (720.000€), situándose significativamente por encima de la media de la ciudad. Según Idealista, el precio medio de la propiedad en la Ciudad Condal a finales de 2016 fue de 3.879€/m2, lo que supone un crecimiento anual del 14% y un aumento de 487€ respecto a 2015.

“Las viviendas de obra nueva tienen una alta demanda, especialmente en los barrios más deseados de Barcelona y Madrid. Sin embargo, la falta de stock de calidad está ejerciendo presión sobre los precios en estas áreas”, explica Joanna Papis, Directora de Nuevas Promociones de Lucas Fox. “La perspectiva para 2017 parece prometedora. Nuestra cartera actual se compone de más de 350 viviendas con un valor aproximado de 250 millones de euros y esperamos tener en cartera otras 1.000 nuevas propiedades en Barcelona con un valor por encima de los 550 millones en los próximos 12 meses”.