Navarra apuesta por el uso de la madera como elemento estructural en edificación sostenible

0
62

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, ha avanzado su apuesta por la utilización de la madera como elemento estructural en la construcción y ha animado a las empresas del sector maderero a cobrar un papel activo en la edificación sostenible para aprovechar las oportunidades que ofrece este material por “sus altas capacidades térmicas, su singularidad arquitectónica, su valor de sostenibilidad o por la revitalización que supone para el tejido local de nuestras comarcas”.

Isabel Elizalde ha protagonizado la apertura de una jornada técnica y profesional dedicada a los edificios de consumo casi nulo (ECCN) y Passivhaus que ha organizado la Asociación de Empresarios de la Madera de Navarra en la sede pamplonesa de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). Durante la jornada, el sector de la Madera ha analizado las potencialidades que presenta la utilización de este material en los nuevos estándares de construcción sostenible que el Gobierno de Navarra y su sociedad pública Nasuvinsa han impulsado en materia de promoción pública de vivienda y edificios dotacionales.

Durante su intervención, la titular de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local –departamento del que dependen las políticas de planificación urbanística y ordenación territorial- ha defendido el papel del sector público para impulsar y promover “un urbanismo y una arquitectura respetuosos e integrados en el medio natural y el contexto cultural, una edificación sostenible y energéticamente eficiente y, en definitiva, por otra forma de construir”.

La madera y el desarrollo territorial sostenible

En este sentido, Elizalde ha destacado la iniciativa del sector navarro de la madera porque su apuesta “denota su visión de futuro y también abre una oportunidad sin parangón para la utilización de la madera como elemento estructural en la construcción como un factor que aporta a la edificación un alto valor añadido, diferenciación en el mercado y competitividad, además de suponer una apuesta claramente alineada con las estrategias de desarrollo territorial sostenible y reactivación de los tejidos productivos locales que está impulsando el Gobierno de Navarra al utilizarse madera de los bosques y montes navarros”.

La consejera se ha referido al programa Navarra Social Housing –el ambicioso plan de promoción de vivienda de alquiler que pilota la sociedad pública Nasuvinsa-, en el que el Gobierno de Navarra se ha adelantado en dos años a aplicar la Directiva Europea sobre edificios de consumo casi nulo (ECCN) bajo el estándar Passivhaus, la más alta certificación europea de eficiencia energética. “Navarra no podía esperar más para afrontar estos retos que en los próximos años van a suponer una profunda transformación en la forma de edificar y de concebir los espacios urbanos”, ha subrayado Elizalde.

La consejera ha añadido que la apuesta por la madera en la construcción supone “dar un paso más desde una visión audaz” y, en este sentido, ha puesto el ejemplo de la promoción de un bloque de apartamentos de alquiler para personas mayores en el barrio pamplonés de Azpilagaña en la que está trabajando Nasuvinsa, en cuyo anteproyecto arquitectónico ha optado por una estructura de madera. “Es el ejemplo de un primer paso al que le seguirán otros en edificación pública y una muestra de la voluntad de este Gobierno por ir de la mano de las iniciativas del sector maderero”, ha explicado Elizalde, quien ha abogado por “hacer de la edificación Passivhaus y la madera un binomio de oportunidad y de futuro”.