Nueva UCI smart en el hospital Vall d’Hebron

0
97

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha inaugurado recientemente la nueva UCI del Hospital Universitario Vall d’Hebron. La recientemente estrenada Unidad de Cuidados Intensivos es inteligente (smart) porque está equipada con la tecnología más avanzada de monitorización y diagnóstico y porque todos los datos generados por el equipamiento se centralizan en el programa Smart Display. Se trata de un programa pionero en el Estado en una unidad de cuidados intensivos, que permite generar información que facilita la toma de decisiones y, además, mejorar el funcionamiento de la unidad.

Acompañada por el Dr. Adrià Comella, director del CatSalut, y el Dr. Josep Maria Argimon, gerente del ICS, además de la Dirección del Hospital, la consellera de Salud, Alba Vergés, ha visitado las nuevas instalaciones, ha conocido de primera mano a los profesionales que trabajan, y ha tenido la oportunidad de conocer los testimonios de algunos pacientes y familiares.

La inauguración de la nueva UCI es un hecho largamente esperado por los profesionales de Vall d’Hebron, que trabajarán en unas instalaciones al nivel de las mejores UCI del mundo. Este logro tiene como gran beneficiario al paciente y sus familiares, que desde ahora disfrutarán de una UCI a la altura de los profesionales que los tratan y todo ello revertirá en una mejor atención.

Durante su visita, la consellera de Salud, Alba Vergés, ha señalado que “la nueva UCI de Vall d’Hebron, la más grande del Estado y una de las más grandes de Europa, permitirá que los profesionales trabajen en mejores condiciones y, por lo tanto, esto mejorará también la seguridad de los pacientes. Esta atención como país es muy buena, y viene de un esfuerzo que como país hacemos desde hace años, y que se ha intensificado en los últimos dos años con inversiones. Tenemos que estar orgullosos como país”. Además, la consejera ha destacado “la inversión económica, de 20 millones de euros, que ha supuesto la nueva UCI”.

Por su parte, el gerente del Hospital Vall d’Hebron, Dr. Vicenç Martínez Ibáñez, ha afirmado que la nueva UCI “es un logro largamente esperado por los profesionales de Vall d’Hebron, que ayudará a dar la mejor de las asistencias a los pacientes”. El Dr. Martínez Ibáñez ha remarcado el hecho de “que esta es una smart UCI, y todos los datos que se generan se aprovecharán para mejorar la gestión”.

La más grande del España

La nueva UCI de Vall d’Hebron es la más grande en España, con una extensión de 3.500 m2 y 56 boxes (dieciséis más que antes), todos individuales (en la antigua UCI eran dobles). La nueva UCI está estructurada en tres sectores, cada uno con su área de control. El presupuesto ha sido de 20 millones de euros (10 millones en infraestructuras más 10 millones en equipamiento).

Gracias al elevado nivel de experiencia de los profesionales de medicina intensiva, se trata de una UCI muy compleja, en la cual desde 1970 reciben tratamiento pacientes adultos de todas las patologías que precisan cuidados intensivos, incluyendo trasplantados de órgano sólido (hígado, pulmón, riñón) y hematológicos, patología vascular cerebral aguda (hemorragia subaracnoidal), fallo multiorgánico que precise apoyo de órganos vitales, como es la terapia con ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), y patologías que requieren tratamientos complejos como la immunoféresis. Cada año pasan más de 2.200 pacientes por la UCI de Vall d’Hebron (2.000 por la antigua), con una estancia media de 10 días. Trabajan más de 350 profesionales, la mayoría de los cuales son mujeres, entre médicos, residentes, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y administrativas.

Hay que destacar que la nueva ubicación agiliza y facilita el traslado de pacientes. Situada en la planta 3a del Hospital General, la nueva UCI está debajo del Bloque Quirúrgico y por encima de Urgencias. Cuenta con un acceso directo mediante ascensores desde el Bloque Quirúrgico y las Urgencias. El traslado de los pacientes es más ágil y se evita de este modo cruzamiento de circulaciones con el público y pacientes y profesionales otras unidades.

Una smart UCI que será cada vez más inteligente al servicio del paciente

Como explica el Dr. Ricard Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva de Vall d’Hebron, el hecho de ser una smart UCI implica que “todos los datos de todos los equipos se recogen para generar información que facilite la toma de decisiones y, además, mejore la organización de la UCI. Por lo tanto, la nueva UCI se beneficiará de la experiencia para aprender y mejorar”.

Los datos clínicos que genera el equipamiento médico (por ejemplo, presión arterial de los pacientes) o que provienen de la historia clínica (analíticas) se envía al programa Centricity Critical Care (CCC), que convierte los datos en información clínica para tomar decisiones. Paralelamente, se recogen datos relativos a seguridad (información de la cama, respiradores, etc.). Estas dos clases de datos se integran en el sistema Smart Display, programa innovador y único en el Estado en una UCI, para generar nueva información (por ejemplo, cuántas veces el paciente quiere respirar y el respirador no lo permite). Además, la información de todos los pacientes se traslada en tiempo real a un gran monitor situado en el Área de Control de los profesionales para facilitar la toma de decisiones.

Asimismo, el sistema Smart Display está conectado con el sistema Smart Building, que controla el edificio de la UCI. Gracias, por lo tanto, a la domótica, el edificio también colabora en la atención de los pacientes. Por ejemplo, cuando se activa un Código Azul (los equipamientos médicos detectan un paro cardiaco), el Smart Building enciende una luz azul ante el box, se activa la luz de trabajo y se abren las puertas del box. Además, también como novedad, el Área de Investigación está integrada físicamente en la nueva smart UCI. Investigación integra toda la información generada en los anteriores niveles. Y facilita el aprendizaje y la mejora de la nueva UCI. Por ejemplo, desde Investigación se puede establecer que, en caso de Código Azul, haría falta que el equipamiento necesario para atender al paciente se desplazara automáticamente al box.

Como remarca el Dr. Ferrer, “de este modo, la UCI se ha diseñado para aprender gracias a la experiencia y la tarea de los profesionales. Esto permitirá mejorar la gestión, tomar mejores decisiones, y ser más eficaces en la atención a los pacientes”.

Camas inteligentes y luces que imitan el ciclo natural día-noche

La nueva UCI de Vall d’Hebron incorpora novedades tecnológicas que contribuyen a mejorar la experiencia de los pacientes y los familiares. “Las nuevas camas inteligentes están conectadas a la Smart Display, un hecho pionero en Europa, y envían información al sistema sobre el peso del paciente, posición para que no pase mucho tiempo inmóvil, movimientos o altura de la barandilla para evitar caídas”, añade el Dr. Ferrer. También se ha incorporado un sistema de illuminación que imita el ciclo de luz natural día-noche, hecho que favorece una mejor orientación de los pacientes y la regulación hormonal, así como alarmas de detección de ruido para mejorar la estancia de los pacientes. Además, los boxes individuales garantizan la tranquilidad e intimidad de los pacientes y disminuyen el riesgo de infecciones cruzadas.

También hay balizas que controlan en todo momento la localización de cada cama. Los nuevos respiradores con tecnología turbina innovadora y sistemas de ventilación son más adecuados para pacientes críticos, puesto que incorporan una ventilación menos lesiva. Y las soluciones de ventilación asistida móvil permiten que los pacientes puedan andar y hacer rehabilitación precoz durante su estancia.

Hay que destacar que algunos boxes están separados por tabiques que se pueden correr para doblar el espacio en caso de atender a pacientes de alta complejidad como en el caso de una ECMO, la técnica que se usa en pacientes críticos que sufren enfermedades muy graves respiratorias y/o cardiológicas mediante la cual se hace circular la sangre de forma extracorpórea.