Nuevas ordenanzas de Santa Cruz de Tenerife para simplificar las obras en los edificios

0
511

El pasado 23 de febrero entró en vigor la nueva ordenanza de Licencias y de la Reguladora de la Accesibilidad en los edificios existentes de Santa Cruz de Tenerife.

Las normas permitirán la simplificación de los trámites para la realización de obras en el municipio, en línea con el compromiso de la Corporación y, en concreto, de la Gerencia de Urbanismo de aligerar las cargas burocráticas al ciudadano, según explicó  el tercer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Carlos Garcinuño.

La ordenanza de Licencias simplifica la intervención municipal, de modo que se establecen dos únicas modalidades: la licencia y la comunicación previa. El régimen de licencia sólo se aplicará a aquellas actuaciones urbanísticas en las que se aprecien razones imperiosas de interés general, concepto ampliamente desarrollado por la Unión Europea que hace referencia a actuaciones que por su naturaleza exijan una especial protección del orden urbanístico o del medio ambiente.

El resto de actuaciones urbanísticas de reducido impacto urbanístico y escasa entidad técnica se legitimarán a través de la comunicación previa, entendiéndose por tal el documento mediante el que los interesados, bajo su responsabilidad, ponen en conocimiento del Ayuntamiento sus datos identificativos, manifiestan que cumplen con los requisitos establecidos en la normativa vigente, aportan la documentación que así lo acredita y la que se exige la propia Ordenanza, además de comprometerse a mantener su cumplimiento durante el periodo de tiempo inherente a dicho reconocimiento o ejercicio.

A pesar de que técnicamente la ordenanza pretende superar el concepto de “obra menor”, se entenderán éstas como todas aquellas sometidas al régimen de comunicación previa.

Las dos ordenanzas se han elaborado con el asesoramiento de la Fundación General de la Universidad de La Laguna, a través del Grupo de Investigación de Derecho Administrativo.