El nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 permitirá ayudas a la compra, al alquiler y la rehabilitación

0
1319
rehabilitacion-vivienda

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó ayer el borrador de real decreto del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, cuya tramitación pretende afrontar desde el 1 de junio para que entre en vigor el 1 de enero del año próximo. En palabras del ministro, posee un “enfoque claramente social” y está orientado a ayudar a jóvenes, mayores y familias desahuciadas.

Ayudas para comprar casa por los jóvenes

Una de las novedades del plan es que permitirá favorecer el que los jóvenes puedan convertirse en propietarios, facilitando el desembolso económico inicial necesario para poder comprar una vivienda, ya sea libre o protegida. En este sentido, se concederá una ayuda directa por valor de hasta el 20% del precio total de la vivienda, con un tope de 10.800 euros.

Una ayuda que permitirá a la población menor de 35 años poder afrontar los gastos asociados a la compra de una casa, que suelen rondar el 10% del precio final de la misma (impuestos, notario, registro, etc.).

Y es que beneficiar a los más jóvenes permitirá sostener el futuro del sector inmobiliario español. Un segmento de la población que, sin embargo, en la actualidad y debido a la precariedad laboral y el difícil acceso a la financiación, se encuentra con serias dificultades para acceder al mercado de la vivienda en propiedad.

Ayudas al alquiler a personas mayores

En el nuevo plan de vivienda las personas mayores también ocupan un lugar destacado. Podrán contar con ayudas para pagar hasta el 50% del alquiler o bien de hasta 200 euros mensuales para atender el pago de facturas de suministro (agua, luz, gas o de comunidad). Para ello, deberán contar con más de 65 años de edad y cobrar una pensión que tampoco supere tres veces el salario mínimo interprofesional.

En este caso, el programa se complementa con ayudas a organismos públicos y empresas privadas para la construcción de viviendas en alquiler destinadas específicamente para personas mayores.

Los jóvenes y los mayores podrán contar con estas ayudas durante un periodo máximo de tres años, que será de dos anualidades para el caso de afectados por desahucios.

Ayudas para obras de mejora de la edificación

Por último y de manera destacada, el plan incluye, además, ayudas para obras de mejora de la eficiencia energética y de la accesibilidad, así como para obras de conservación en edificios residenciales y, por primera vez, también en unifamiliares.

En el nuevo plan se permite a las comunidades autónomas la concesión de una ampliación sin límite de la suspensión del período de amortización de los préstamos convenidos acogidos a planes estatales anteriores durante un plazo máximo de 3 años. El ministro ha avanzado, asimismo, que, paralelamente, se está trabajando en llegar a un acuerdo con entidades financieras para que concedan préstamos a actuaciones de rehabilitación, cubriendo los riesgos con garantías del Banco de Inversiones (BEI).