Nuevo Plan de rehabilitación edificatoria y ayudas en Cantabria

0
735
Genérica-Mejores-Edificios2

Hoy entra en vigor el Decreto 7/2017, de 2 de marzo, que modifica el Decreto 73/2014, de 20 de noviembre, por el que se aprueba el Plan de Rehabilitación Edificatoria, la Regeneración y Renovación Urbanas y se establecen las subvenciones para los distintos programas durante el período 2014-2016 en Cantabria.

Con esta medida, el gobierno cántabro destinará seis millones de euros a las ayudas a la rehabilitación de edificios y viviendas, y modifica la normativa para prorrogar la vigencia de las mismas, eliminando la limitación temporal; y amplía el tipo de obras o de inmuebles que pueden acogerse a ellas así como aumentar los máximos de las subvenciones en determinados casos.

Las ayudas son compatibles con otros programas de subvenciones públicas que persigan la misma finalidad, siempre que la suma de todas ellas no supere el coste de la actividad subvencionada. Además, con el objetivo de que a estas ayudas puedan acogerse todos los edificios, en la modificación realizada se ha eliminado las limitaciones que existían, en cuanto a la antigüedad de los edificios, o el porcentaje dedicado a uso residencial o a domicilio habitual.

Hasta ahora, para poder acceder a la subvención de Gobierno regional los edificios debían estar finalizados con anterioridad a 1981; dedicar al menos el 70% de su superficie construida a uso residencial y que ese mismo porcentaje de viviendas constituyan el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios, requisitos que ahora se suprimen. Podrán solicitar esta ayuda también para las casas unifamiliares y se subvencionará la rehabilitación de más de una vivienda del mismo propietario, algo no permitido hasta el momento, siempre que una se destine a domicilio habitual. Además, se elimina la limitación existente hasta ahora que impedía que el coste de los materiales superara el 40% de la actuación, lo que generaba la práctica imposibilidad de subvencionar, por ejemplo, el cambio de ventanas.

El decreto también permite, como novedad,  que con estas ayudas se puedan subvencionar reparaciones de cubiertas siempre que con ellas se consiga reducir un 8 % la demanda energética de los edificios. Hasta ahora, no se subvencionaba la reparación de la cubierta salvo que con ella se obtuviese una demanda energética de al menos un 30%, algo que, según han señalado, no era posible si además no se actuaba sobre el resto de los elementos de la envolvente del edificio. Además, en la modificación, se aclara el contenido de un artículo relativo al caso de aquellas obras de rehabilitación que suponen la alteración del número de viviendas o de los metros cuadrados destinados a locales del edificio.