Nuevos pasos para la nueva Directiva de Eficiencia energética en los edificios

0
485
parlamento europeo-strasbourg - Mejores Edificios

El pasado 11 de octubre tuvo lugar la votación del Comité ITRE del Parlamento Europeo sobre la Directiva de Eficiencia energética en los edificios.

El informe aprobado, bajo los auspicios del relator Bendt Bendtsen (EPP / Dinamarca), es un paso importante para generar mayores tasas de innovación, especialmente entre el stock de edificios existente.

Valoraciones de los constructores europeos

La Confederación Europea de Constructores (EBC) entiende que este es un paso en la dirección correcta, pero expresa su preocupación por el impacto de algunos artículos del informe. En este contexto, EBC aprecia que su aporte en lo que respecta a una mejor difusión de las mejores prácticas en planes de financiación exitosos tanto públicos como públicos y privados y la agregación de proyectos de rehabilitación energética a pequeña escala se tomó en cuenta en el informe.

EBC también se congratula de que el Comité ITRE haya reforzado la visión de un parque de edificios altamente eficientes y descarbonizados, y que se fomente la consulta pública entre los Estados Miembros y las partes interesadas antes de la redacción de las estrategias de renovación a largo plazo.

Sin embargo, EBC plantea las siguientes inquietudes:

  • Eliminar el riesgo de las operaciones privadas de eficiencia energética debe tener en cuenta la realidad del mercado.

EBC se opone firmemente a la idea de renovar la eficacia energética de manera certificada como un factor de garantía financiera para disminuir la ponderación de riesgo para los inversores privados como los bancos. “Con su propuesta, el Parlamento Europeo de hecho excluye a la gran mayoría de las rehabilitaciones de edificios de la posibilidad de esta forma de financiación, dado que solo el 1-2 por ciento de las empresas constructoras de la Unión Europea poseen certificación debido a los altos costos involucrados”, dice Ann-Cathrin Rönsch, EBC Energy Policy Officer. “En cambio, la financiación privada debería estar vinculada a la calificación de la empresa y sus trabajadores”.

  • Se necesitan incentivos financieros antes de que se completen las obras de rehabilitación.

Las PYMEs de la construcción apoyan firmemente la inclusión de medidas alternativas, como los valores estándar, para el cálculo del ahorro de energía logrado, con el fin de establecer las medidas financieras de los Estados miembros para mejorar la eficiencia energética. Sin embargo, EBC tiene dudas sobre la formulación final del texto legislativo. En lugar de referirse a las medidas de ahorro energético logradas a raíz de una rehabilitación, el texto debe relacionar los incentivos financieros con los ahorros de energía a fin de garantizar a los propietarios de edificios al menos parte del incentivo financiero al comienzo de la renovación. “Es importante tener en cuenta que los propietarios de edificios pueden no estar dispuestos ni ser capaces de pagar los pagos iniciales por una rehabilitación energética sin ningún tipo de apoyo. Un sistema que solo reembolsa a los propietarios una vez finalizada la renovación aumenta fuertemente las incertidumbres y puede hacer que las personas rehuyan de las renovaciones de eficiencia energética “, comenta Rönsch.

  • El mantenimiento regular de los sistemas de calefacción y aire acondicionado es esencial para garantizar su funcionamiento eficiente.

EBC está preocupada por la decisión de la Comisión ITRE de excluir el mantenimiento regular de los sistemas de calefacción y aire acondicionado de su informe. El mantenimiento regular de dichos sistemas es una forma efectiva de contribuir al ajuste correcto del sistema y de esa manera garantiza el funcionamiento adecuado y eficiente del sistema y la protección de sus usuarios (salud, bienestar y seguridad). Además, un mantenimiento regular ofrece la posibilidad de informar sobre obras de rehabilitación y equipos más eficientes. De hecho, el mantenimiento regular a menudo ha demostrado ser más efectivo y más aceptado que las inspecciones, ya que el ejemplo de Francia muestra que solo el 2-3% de las bombas de calor y los sistemas de aire acondicionado se controlan anualmente (requisito de inspección) en contraste con el 60- 65% de los sistemas de calefacción como las calderas (requisito de mantenimiento regular). Además de esto, EBC considera que el umbral de kW que se aplica a los sistemas de calefacción es demasiado alto. De hecho, el umbral propuesto excluirá la mayoría de las viviendas unifamiliares (aproximadamente el 51% del parque de viviendas de la UE) de una revisión regular de sus sistemas de calefacción, solo centrándose en grandes bloques de apartamentos. “Esperamos que las reuniones tripartitas lleven a un acuerdo sobre la inclusión del mantenimiento regular de los sistemas de calefacción y aire acondicionado, ya que el Consejo considera acertadamente que las medidas alternativas a las inspecciones son un factor importante para el funcionamiento eficiente de los sistemas”, afirma Eugenio Quintieri, Secretario general de EBC.

  • La asignación de una parte del Fondo Social Europeo para mejorar los conocimientos de los trabajadores es crucial para alcanzar edificios eficientes en el uso de la energía.

El conjunto correcto de habilidades/ capacidades laborales juega un papel esencial en la mejora de nuestro stock de edificios. Por lo tanto, la capacitación vocacional continua, la cualificación y la certificación de profesionales y técnicos capacitados son de vital importancia y deben fortalecerse y ampliarse, siempre que existan, especialmente en lo que respecta a los esquemas informales de capacitación, teniendo en cuenta que el 91.9% de las empresas de la construcción en Europa tienen menos 10 trabajadores y, por lo tanto, pueden carecer de los medios y recursos para mejorar la capacitación. Teniendo esto en cuenta, EBC está decepcionado de que el  Comité ITRE decidiera votar en contra de su aportación para mejorar las capacidades en el sector de la construcción, incluida su propuesta de priorizar la asignación de una parte del Fondo Social Europeo a la mejora de la calificación de los trabajadores en eficiencia energética. “Creo que es una oportunidad perdida para las pymes de la construcción. Esto habría sido una gran oportunidad para luchar contra la escasez de habilidades en el sector y para impulsar aún más la adopción de la renovación de la eficiencia energética en la UE “, expresó Quintieri.