Nuevos Planes Renove de la Comunidad de Madrid de ventanas y lana mineral

0
246
fachada-edificio-cm-mejoresedificios

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado destinar 800.000 euros a un nuevo Plan Renove de Ventanas y 200.000 euros a un Plan Renove de Lana Mineral Insuflada en Viviendas, tal y como ha indicado ayer el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Ejecutiva autonómico, Ángel Garrido.

Con estas ayudas se pretende contribuir a la reducción del consumo energético en los edificios de la región. En esta nueva edición se espera conseguir que al menos 1.600 viviendas o edificios madrileños puedan beneficiarse de las ayudas.

Renove de ventanas

Las ayudas alcanzarán hasta los 70 euros por cada metro cuadrado de vidrio ‘bajo emisivo’ instalado en ventanas con marcos de PVC, madera, metálicos con rotura de puente térmico o mixtos. Las ventanas a instalar deben cumplir con unas especificaciones técnicas de aislamiento determinadas y deben incorporar bandas expansivas en su instalación. El incentivo no podrá superar el 25% del coste elegible, ni aplicarse a superficies inferiores a dos metros cuadrados de acristalamiento.

Para acceder a estos incentivos, el cliente debe acudir a un instalador adherido al Plan, que le hará un presupuesto y le informará sobre la posibilidad de poder acceder a las ayudas. Una vez concluidos los trabajos, la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, con la que se ha suscrito un convenio, verificará que todo es correcto y será cuando el titular de la instalación reciba el importe en su cuenta bancaria.

Las ventanas son uno de los elementos de los edificios por los que se pierde mayor cantidad de energía. De hecho, las pérdidas de calor que se producen por ellas suponen un incremento del consumo de entre el 25 y el 30% de media.

Ayudas para la rehabilitación de fachadas con lana mineral

Además de las ayudas para la instalación de ventanas, el Consejo de Gobierno también ha aprobado destinar 200.000 euros al Plan Renove de Lana Mineral Insuflada en Viviendas.

Como novedad, en esta edición también se subvencionará la mejora del aislamiento de cubiertas de las viviendas unifamiliares. El objetivo es emplear este material para mejorar el aislamiento térmico de las viviendas que se construyeron mayoritariamente entre 1960 y 1979, reduciendo su transmitancia térmica, aumentando el confort y habitabilidad en el interior y reduciendo la demanda de energía para climatización y, consecuentemente, el consumo energético y las emisiones de CO2.

Las ayudas ascenderán a 200 euros por vivienda, salvo que se supere el 25% del coste elegible, en cuyo caso la cuantía del incentivo será del 25% del coste elegible. En el caso de las viviendas unifamiliares, el incentivo de 200 euros se percibirá si se actúa sobre el cerramiento vertical o sobre la cubierta. Si la actuación se realiza sobre ambos elementos, la ayuda será de 400 euros por vivienda. Para acceder a los incentivos, bastará con acudir a un instalador autorizado adherido al Plan, que hará un presupuesto e informará sobre la posibilidad de acogerse al mismo y tramitará el incentivo. Como en el caso de las ventanas, la Fundación de la Energía validará que todo es correcto y el titular de la instalación podrá recibir el importe de la ayuda en su cuenta bancaria.