Presentado el informe sobre la profesión instaladora

0
159

Ofrecer una radiografía real del sector de la instalación en la Comunidad de Madrid ha sido el propósito inicial que movió a los responsables de Apiem (Asociación Profesional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones de Madrid) a poner en marcha el I Informe de la Profesión Instaladora “El instalador en 2018”, que fue presentado este 11 de abril el marco de 2018 EFICAM y que ha contado en su elaboración con la colaboración de Telematel, aportando datos de universo de fuentes oficiales como el INE o los informes Forrester.

A partir de las 350 respuestas recibidas de una encuesta lanzada a la totalidad de instaladores madrileños y de los datos que se han ido incorporando, una de las conclusiones que se destacan en este trabajo es que solo un 6% de los instaladores creen que uno de los retos del sector es el impulso a la digitalización. “El instalador usa Internet, pero lo prefiere en actividades que faciliten sus dinámicas de trabajo actuales, no las transformacionales”, matiza Fede de Gispert, director de Marketing de Telematel y coordinador del informe.

Ese dato revela que la percepción de la realidad digital se vincula directamente con el factor de la edad de los profesionales. Enlazando con este punto, De Gispert, detalló que “el 11% de los encuestados, que encajan con la denominación de ‘avanzados’ según la curva de adopción de nuevas tecnologías, sí que reclaman la formación en las mismas, mientras que el 39%, considerados ‘pragmáticos’ y que se corresponden con la primera generación digital, los que tiene página web de empresa y relaciones vía mail, hacen un uso básico y no intrusivo de las tecnologías”. Por último, el 44% de los instaladores forma parte de la generación de los ‘escépticos’ o ‘Conservadores’, que se muestran contrarios a los avances y que siguen gestionando el trabajo como hace 10 y 20 años.

Situando el universo de la instalación eléctrica en la CAM en un total de 1.995 empresas, que facturan 4.542 millones de euros y emplean a 31.963 personas, la realidad arroja que una gran mayoría -1.896 del global-, son de pequeñas dimensiones o autónomos, con una facturación de 903 millones y 10.796 empleados. En su conjunto, suponen el 1% del empleo de la región y el 27% del total de instaladoras eléctricas de España.

“El análisis desvela que existe una fuerte dualidad en el volumen de las empresas”, aseguró Desireé Fraile, directora general de Apiem, “ya que solo el 5% de las mismas son de gran tamaño y, sin embargo, concentran el 80% de los ingresos de explotación de la instalación eléctrica”.

Por tanto el tamaño es un dato determinante, ya que el 95% tiene un perfil de pequeña empresa o autónomo aportando un 20% a la facturación global del sector y un 34% del empleo del colectivo. También es determinante el año de inicio de actividad, dado que las constituidas antes de la crisis mantienen una media de empleo más alto que las que arrancaron después del año 2009, situándose en un 20, 5 y 4,8 empleados, respectivamente.