Prosigue la rehabilitación integral del Hotel Meliá Zaragoza

0
40

Hace varias semanas comenzaron las obras de rehabilitación en el Hotel Meliá de Zaragoza, se someterá a un proceso de reforma integral en el que se conservarán la fachada y la estructura actual, y que se prolongará hasta 2019. Su principal novedad será su doble uso hotelero y residencial, ya que, tras la remodelación, el edificio albergará 102 habitaciones de hotel y 68 viviendas de lujo.

Junto a Meliá Hotels International, como propietario y promotor, en el proyecto participan Castillo Balduz Gestión, como comercializadora de las viviendas; Spes Ingeniería y Construcción, como empresa constructora; e Ingennus, como el equipo técnico a cargo del proyecto.

Una reforma estética y eficiente

Ingennus ya trabajó en este edificio en el año 2000 con la renovación de la fachada, eliminando los balcones que tenían delante todas las habitaciones, pero conservando y poniendo en valor los paneles cerámicos de 2×2 m, cuya modulación estructura la composición de la fachada.

Con la presente reforma integral se interviene de nuevo en la fachada, pero con criterios ecoeficientes térmicos y acústicos. Por ello, se renuevan las carpinterías y se revisten los cerramientos con placas de composite de aluminio, de color gris grafito en la parte del hotel y de color aluminio en la zona de viviendas. De esta forma se actualiza la imagen del edificio, pero diferenciando el uso residencial y el hostelero con el nuevo cromatismo.

BIM & Eficiencia energética

El proyecto, modelado en BIM, responde a una rehabilitación de alta eficiencia energética y a una construcción sostenible que cumple con muchos de los requisitos que se evalúan con la metodología BREEAM para minimizar el impacto medioambiental y mejorar el entorno del edificio y de sus habitantes.

En primer lugar, se ha colocado una envolvente de gran eficiencia térmica y acústica en todo el edificio, que, junto con los sistemas de instalaciones diseñados, garantiza una óptima reducción de la demanda energética. Para las viviendas se ha obtenido una calificación energética “A”, gracias a un sistema centralizado de caldera de condensación a gas para calefacción por suelo radiante, que contribuye también a la refrigeración en verano, con climatizadores individuales.

Por último, se han optimizado las demandas energéticas de calor y frío con la instalación de un sistema individual de ventilación mecánica con recuperación de calor.

En el hotel se ha diseñado un sistema centralizado de producción de calor con caldera de condensación a gas y producción de frío con bombas de calor. Ambos sistemas alimentan, por una parte, a fancoils de las habitaciones y, por otra, a climatizadores de las zonas comunes. La producción de ACS, tanto para las viviendas como para el hotel, se ha proyectado con un sistema de aerotermia centralizada, que cumple con los requisitos exigibles por normativa de % de producción con energías renovables.

También se ha estudiado con detalle el mapa de ruido, que para esta zona es el más exigente por su procedencia del tráfico rodado de la Avenida de Cesar Augusto. Para ello, se ha realizado una medición acústica en cada planta, adecuando y optimizando el aislamiento acústico de los vidrios de las carpinterías, tanto del hotel como de las viviendas.

El nuevo hotel, que será operado bajo la marca Innside by Meliá, la de mayor crecimiento a nivel internacional del Grupo, es una apuesta por un hotel urbano, actual y abierto, y será el primer hotel de Zaragoza con este doble uso hotelero-residencial, aunque no el primero de Grupo Meliá, que mantiene esta fórmula en algunos establecimientos, dentro y fuera de España.

Las tres primeras plantas del edificio reformado albergarán las habitaciones de hotel, mientras que el resto acogerá las nuevas viviendas de la nueva promoción, comercializada bajo el nombre de “CAESAR”.