Rehabilitación energética de edificios y regeneración urbana en el barrio pamplonés de la Txantrea

0
113
efidistrict
El alcalde Joseba Asiron y José Mª Aierdi, de visita en la Txantrea junto con los vecinos de Orvina, concejales de Urbanismo y los técnicos de regeneración urbana de Nasuvinsa Ana Bretaña, Isabel Izcue e Iñigo Marcilla

El proyecto de rehabilitación energética de edificios y regeneración urbana iniciado en el barrio la Txantrea de Pamplona dará un nuevo salto para seguir extendiéndose al resto de este popular barrio. Joseba Asiron, alcalde de Pamplona, y José Mª Aierdi, director de Nasuvinsa, la sociedad pública de vivienda y urbanismo que ha pilotado hasta ahora el proyecto, han firmado un convenio que impulsará la ampliación de esta ambiciosa operación que abarca rehabilitación energética de edificios, accesibilidad, renovación de calefacciones de distrito y regeneración urbana a escala de barrio.

Con posterioridad a la firma del documento y acompañados por los arquitectos de regeneración urbana de Nasuvinsa Ana Bretaña, Isabel Izcue e Iñigo Marcilla, por los concejales de la comisión municipal de Urbanismo de Pamplona y un nutrido grupo de una treintena de vecinos de los edificios rehabilitados, Joseba Asiron y José Mª Aierdi han realizado una visita a las primeras obras de envolventes térmicas de edificios en las agrupaciones de vivienda social de Orvina, algunas de las cuales acaban de finalizar y el resto lo harán a lo largo del verano.

De la veintena de edificios y las casi 650 viviendas rehabilitadas hasta ahora, el acuerdo sumará en una primera fase otras 18 edificaciones y duplicará el número de viviendas que se rehabilitarán –concretamente, se proyectan otras 676 viviendas más- con vocación de extenderse luego a otras zonas del barrio y, de hecho, el convenio define un ámbito potencial que abarca un total de 6.273 viviendas.

Mantenimiento de la oficina en la calle Huarte

Durante su encuentro durante la firma del convenio, el alcalde y el director de Nasuvinsa han estudiado los pormenores del desarrollo del proyecto Efidistrict –cuyas obras arrancaron hace ahora 10 meses- y las actuaciones más inmediatas que contempla para este año. Ambos se han reunido con los técnicos del proyecto en la propia oficina de Efidistrict, un local de atención ciudadana ubicado en la calle Huarte 32 de la Txantrea y que, gracias al convenio firmado, permanecerá abierto y atendido por el personal técnico de Nasuvinsa para seguir prestando servicios a los vecinos y seguir apoyando y movilizando las actuaciones de rehabilitación energética y renovación de redes de calor.

La apertura de esta oficina, en la que el Ayuntamiento de Pamplona aportará 96.000 euros para sufragar parte de los gastos del equipo de gestión, resulta clave para el asesoramiento y acompañamiento a las comunidades de vecinos, puesto que el diseño y desarrollo de los proyectos de rehabilitación integral entrañan una importante complejidad técnica en su ejecución, así como también se encuentran con dificultades en la gestión económico-financiera o los trámites administrativos necesarios.

Posteriormente, los equipos del Ayuntamiento pamplonés y de Nasuvinsa han realizado un recorrido por las agrupaciones de Orvina y las casas del grupo San José para conocer los detalles técnicos de los sistemas de envolventes térmicas en la rehabilitación energética integral de edificios, así como las mejoras en las antiguas redes de calefacción de distrito.

El proyecto Efidistrict ha acometido hasta ahora la rehabilitación integral de más de una veintena de edificios en la Txantrea -18 torres de las agrupaciones segunda y tercera de Orvina y otras casas bajas de otras zonas- y el convenio firmado hoy entre el Ayuntamiento de Pamplona y la sociedad pública Nasuvinsa permitirá inicialmente duplicar estas cifras, al haber obtenido ya acuerdos con otras 17 comunidades de vecinos de los mismos ámbitos, con otras 676 viviendas proyectadas para esta segunda fase.

Efidistrict ha movilizado hasta ahora una inversión que ha sumado 13 millones de euros, entre el principal montante financiado por los vecinos -a través de un acuerdo que Nasuvinsa logró con Caja Rural-, las aportaciones de 3,5 millones a cargo del Gobierno de Navarra y otro medio millón aportado por el programa Intelligent Energy de la Unión Europea.