Rehabilitación energética en el Hospital La Fe de Valencia

0
107
hospital-la-fe-valencia

Tal y como informa IPUR, El reto del aislamiento del Hospital de La Fe de Valencia era seleccionar una solución constructiva única para los 50.000 m² de fachada que cumpla con unos requerimientos estéticos de limpieza y funcionalidad, al tiempo que alcance altas prestaciones de aislamiento térmico, impermeabilidad, salubridad y seguridad.

Retos del aislamiento en un complejo hospitalario

Situado próximo al Bulevar Sur, el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia se ha convertido en el epicentro de la actividad hospitalaria de la ciudad. Cuenta con más de 260.000 metros cuadrados de superficie construida, de los cuales 171.000 se destinan a hospitalización y 89.000 al resto de áreas. Cada día el hospital atiende a más de 4.000 pacientes. Estas cifras permiten formarse una imagen general de la envergadura de este edificio, en el que se han adoptado medidas técnicas para lograr ahorros energéticos, que afectan tanto al propio diseño del edificio como al de instalaciones que dan servicio al mismo.

Bajo el primer piso de hospitalización, se ha ubicado una planta completa destinada únicamente al mantenimiento de las instalaciones. De este modo, se puede trabajar libremente con los ramales de instalaciones que dan servicio a las habitaciones de hospitalización, y disponer las climatizadoras que acondicionan los servicios hospitalarios colocados en las plantas inferiores.

Para el acondicionamiento térmico de los diferentes espacios existen dos sistemas de climatización: volumen de refrigerante variable y sistema a cuatro tubos con central térmica mediante plantas enfriadoras de agua y calderas para renovación del aire.

Aislamiento de la fachada con poliuretano proyectado

Tras descartar otras soluciones de aislamiento térmico por no alcanzar las necesidades de velocidad de ejecución, garantía de calidad en la puesta en obra y de estanqueidad al agua y al aire desde el primer momento, se optó por la solución de aislamiento más eficiente: Poliuretano Proyectado.

Para conseguir una envolvente de gran resistencia térmica que minimice las pérdidas calóricas, se optó por las siguientes soluciones constructivas: se ha realizado la fachada con paneles prefabricados de hormigón armado de doce centímetros de espesor, aislante de poliuretano proyectado y tabiquería interior de cartón yeso.

Los vidrios exteriores se ejecutan con vidrios con cámara intermedia, siendo la cara externa tratada para reducir las transmisiones por radiación. En los todos los accesos públicos al edificio se han colocado puertas automáticas consecutivas, para que realicen la función de corta vientos. Y las cubiertas se han realizado con la tipología de cubierta plana invertida con acabado de gravas.

Producción de frío y calor sostenible

La producción de frío se realiza mediante nueve plantas enfriadoras condensadas por aire, con refrigerante R-134a y de bajo nivel sonoro; mientras que la producción de calor se utilizan cinco calderas (una de reserva), de alto rendimiento y tres pasos de humos, con quemador modulante a gas natural.

El hospital también cuenta con una instalación solar formada por 160 captadores (lo que supone una superficie neta total de 376,32 metros cuadrados) que pretende servir como complemento energético al sistema global de producción de agua caliente sanitaria.

La red de saneamiento del Hospital Universitari i Politècnic la Fe de Valencia es separativa, es decir, que existe una red para aguas pluviales y otra para fecales.

Las bajantes de aguas fecales discurren verticalmente desde las plantas de habitaciones hasta la entreplanta técnica, donde desembocan en colectores horizontales, a semejanza de la red de pluviales. Estos colectores, con una disposición paralela a los de pluviales en cada uno de los módulos de la planta, llegan hasta los extremos norte y sur para bajar hacia las plantas inferiores.