Rehabilitación energética en una comunidad de propietarios de Barcelona financiada mediante crowdlending

0
392

Se trata de una comunidad de propietarios que anteriormente ya instaló energía solar térmica para ahorrar en su consumo comunitario de gas, y que ahora realiza nuevas inversiones para reducir aún más su consumo.

En las dos ocasiones, el proyecto ha estado diseñado y suministrado por ENERGÍA RENOVABLE SOLSOLAR, S.L.

Las nuevas actuaciones, que se financian con esta operación, se concretan en:

  • Sustitución las antiguas calderas atmosféricas de gas por nuevas calderas estancas más eficientes.
  • Sustitución de las antiguas bombas de circulación.
  • Nuevo sistema de monitorización y control.
  • Instalación de contadores individuales de ACS en cada vivienda.

El proyecto también se beneficiará de los incentivos existentes que el Ayuntamiento de Barcelona ofrece para fomentar el desarrollo de la eficiencia energética. Se ha solicitado una subvención del 50% del importe de los trabajos a realizar, que se cobrará a los 90 días de la puesta en marcha de las nuevas instalaciones, y el importe de la cual se destinará a la amortización anticipada parcial del préstamo colectivo. Hasta el momento del cobro de la subvención (con un máximo de 6 meses) el préstamo tendrá carencia de capital y sólo devengará intereses mensualmente.

Se estima que, con estas inversiones, la comunidad de propietarios reducirá sus emisiones de C02 en 16 Tm/año.

  • Cambio de calderas:

Las calderas existentes actualmente tienen una antigüedad de unos 40 años, por lo tanto ya han llegado al fin de su vida útil como se demuestra por las continuas averías que presentan. Las calderas actuales son atmosféricas, no está permitida su fabricación ni instalación desde el año 2010 por razones de seguridad y de eficiencia y, según varias pruebas realizadas, su eficiencia no llega al 60%.

Se instalarán dos nuevas calderas de condensación con un rendimiento, trabajando a temperaturas de 60/80 grados, del 98%. Con esta medida se estima que se reducirá al menos un 30% el consumo actual de gas.

  • Cambio de las bombas de circulación:

Uno de los grandes consumos detectados en el sistema actual son las pérdidas por recirculación, tanto en la calefacción del vestíbulo y portería como en el sistema de recirculación de ACS del edificio. La principal causa de este consumo se debe a que las bombas existentes funcionan con un caudal fijo.

Se instalarán nuevas bombas electrónicas que permitirán modular el caudal y independizar el circuito de calefacción actual del circuito primario de calderas. Con esta actuación se ahorrará en el consumo comunitario tanto de gas como de electricidad.

  • Contadores y monitorización:

Se instalará un sistema de monitoreo que permitirá regular tanto las calderas como las bombas. También se situarán diferentes contadores con los que se podrá medir que tanto los caudales como el consumo energético sean correctos. Es un sistema accesible y regulable por internet.

  • Contadores de ACS para cada vivienda:

Se instalarán dos contadores en cada vivienda (uno en cada bajante de entrada de agua caliente) que medirán la cantidad de ACS que consume cada piso. Estos contadores permitirán, mediante el envío de las lecturas vía radio, hacer las liquidaciones del consumo real, tanto de agua como de calor, para cada vivienda. Así, una vez instalados los contadores cada familia, en lugar de pagar por coeficiente, pagará por su consumo real con lo que se estimulará el ahorro tanto de agua como de energía.