Se multiplica por cuatro el interés de los andaluces por la mejora energética

0
795

Según los datos facilitados por la Agencia Andaluza de la Energía tras la evaluación de los programas de incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, Andalucía A+ y el Programa de Impulso a la Construcción Sostenible, los andaluces muestran cada vez mayor interés por llevar a cabo mejoras que incidan en la eficiencia energética de sus hogares. Así, en éste último programa, más del 94 % de las actuaciones acogidas se han desarrollado en el ámbito de los hogares o los edificios plurifamiliares. Además la satisfacción de la ciudadanía con los resultados de las medidas de mejora energética es manifiesta: Más del 92 % de los ciudadanos dicen encontrarse satisfechos o muy satisfechos.

Este creciente interés de la ciudadanía se está viendo plasmado no sólo en sus decisiones individuales sino en las que se toman de forma colectiva en el ámbito de las comunidades de vecinos, como muestra el dato de que entre 2012 y 2015 se han multiplicado por cuatro los proyectos de ahorro, eficiencia energética y aprovechamiento de energías renovables en bloques y edificios de comunidades de vecinos, con respecto a los años precedentes, con un total de 486 actuaciones de mejora energética apoyadas desde la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.

Entre las medidas de mejora energética acometidas en edificios plurifamiliares, destaca la renovación de ascensores, incorporando equipos de alta eficiencia energética, que ha supuesto el 67% de las inversiones realizadas en comunidades de vecinos hasta el año 2015 gracias a los incentivos concedidos por la Agencia Andaluza de la Energía. Le han seguido la instalación de equipos solares térmicos y las mejoras en la iluminación y la climatización.

El consumo de un ascensor puede alcanzar hasta el 80% del consumo eléctrico de una comunidad de vecinos. Medidas como el cambio del motor del ascensor por otro de mayor eficiencia energética, consigue un ahorro de hasta el 70%, además de un aumento del confort por la reducción de ruidos y vibraciones. Con los sistemas de llamada inteligente, se puede disminuir el consumo en hasta un 10%, que aumentaría hasta el 40% con el cambio de las lámparas interiores por otras de tecnología LED o los sistemas detectores de presencia, que activan la luz interior exclusivamente cuando alguna persona entra en el ascensor, evitando que se mantenga encendida día y noche derrochando electricidad.
Ejemplos en comunidades de vecinos

En una comunidad de vecinos de 255 viviendas en Málaga, se adquirieron 8 ascensores con motores de alta eficiencia energética, variación de frecuencia, alumbrado led con temporizador y otras medidas que están suponiendo un ahorro anual de electricidad de 6.350 euros. Para incorporar estas mejoras, la comunidad invirtió 158.655 euros, que fue incentivado con 39.644 euros por la Agencia Andaluza de la Energía,

En Jaén, otra comunidad de vecinos está ahorrando anualmente unos 7.000 euros respecto a su antigua caldera de gasóleo gracias a la instalación de una caldera de biomasa para calefacción y agua caliente sanitaria que utiliza hueso de aceituna como combustible. Con una inversión de 19.900 de euros, recibió un incentivo de la Junta de Andalucía de 6.590 euros.

En otro bloque de 24 viviendas de Huelva, los vecinos invirtieron 16.096 euros (incentivados en un 28%), en una instalación solar térmica para agua caliente sanitaria. En comparación con un calentador de butano, la comunidad va a ahorrar 1.200 euros al año.

También se han apoyado actuaciones para la construcción de nuevos edificios de alta calificación energética. En Sevilla, se han invertido 73.704 euros, con un incentivo de 27.271 euros (el 37% de la inversión) para conseguir que el nuevo edificio alcanzara la calificación energética A, donde el diseño de la envolvente térmica cuenta con niveles de aislamiento muy superiores a los exigidos por el Código Técnico de la Edificación. Las soluciones constructivas de alta inercia térmica implantadas, proporcionan un rango de temperaturas más estables en el interior con un desfase térmico adecuado a Sevilla. Además, se han integrado instalaciones de climatización con energía geotérmica, entre otras medidas. Estas soluciones constructivas y sistemas instalados van a suponer un ahorro de energía al edificio del 80%.

En total, los ciudadanos, empresas y administraciones han realizado 136.080 proyectos de ahorro y renovables acogiéndose al Programa de incentivos para el desarrollo energético de Andalucía, A+, que el Gobierno Andaluz, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, llevó a cabo entre 2009 y 2015; y al Programa de Impulso a la Construcción Sostenible, que han conseguido movilizar una inversión en la región de más de 1.280 millones de euros.

El futuro de la Construcción Sostenible

Más del 50% del parque edificatorio andaluz fue construido sin atender a normativa de eficiencia energética, existiendo más de 1,9 millones de viviendas en Andalucía susceptibles de mejoras energéticas relevantes.

Cualquier pequeña intervención sobre estos edificios puede suponer un importante ahorro. Por ejemplo, se estima que la renovación de ventanas en una vivienda andaluza conllevaría una reducción del consumo de energía anual de unos 1.650 kWh y un ahorro económico aproximado de 1.000 euros al año.

Es por ello que el 62 % de las actuaciones realizadas en el programa A+ y el 35% de las realizadas en el Programa de Impulso a la Construcción Sostenible han correspondido a inversiones inferiores a 3.000 euros.

Así pues, se aprecia que cada vez más, los ciudadanos están apreciando las ventajas que las mejoras energéticas de sus viviendas les reportan: les ayuda a reducir su factura energética y hace que sus hogares sean más confortables y seguros.

Actualmente, el Gobierno andaluz, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, está trabajando en el nuevo Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, financiado con fondos del Programa Operativo FEDER 2014-2020 y mediante el que se apoyarán aproximadamente 80 tipos de actuaciones de mejora energética.