Una red inteligente para conectar la fotovoltaica, las casas y los coches

0
198

Audi ha puesto en marcha un proyecto piloto para combinar sistemas fotovoltaicos de diferentes tamaños con baterías en las casas y crear así una red inteligente de electricidad desde la que se pueda gestionar tanto la propia red como la carga de los coches eléctricos.

El proyecto “Audi Smart Energy Network” contempla por primera vez la interacción con la red eléctrica tanto de los suministradores de energía como de los hogares, lo que supone un “gran avance” de cara a garantizar la estabilidad de la misma en el futuro, ha destacado Audi en un comunicado.

La iniciativa se llevará a cabo con hogares en el área de Ingolstadt (Alemania) y la región de Zúrich (Suiza), junto con otros socios.

El software de control, creado por la empresa suiza Ampard, permite distribuir la energía solar de forma inteligente en función de la demanda actual o la que se pueda prever para su utilización en los automóviles eléctricos, el hogar o el sistema de calefacción, ha señalado Audi.

A través de una interfaz de comunicación todos los sistemas están interconectados para formar una “planta virtual de energía”, lo que constituye una red inteligente para interactuar con la red eléctrica.

Así, los dispositivos de almacenamiento doméstico conectados a esta red pueden proporcionar una “potencia equilibrada”: nivelan las fluctuaciones entre la generación de energía y el consumo y estabilizan la frecuencia de la red al almacenar temporalmente cantidades más pequeñas de energía en unidades estacionarias a corto plazo.

Esto permite a su vez optimizar el consumo interno, ya que los operadores de los sistemas fotovoltaicos aumentan su proporción de energía solar para uso propio mientras reducen sus costes de adquisición de energía.

El director de Conceptos de Productos Sostenibles de Audi, Hagen Seifert, ha destacado el papel pionero de la marca en la “precalificación del mercado de energía equilibrado, lo que permite a los productores alimentar de energía a la red, como parte del proyecto piloto”.

Según Seifert, “ahora esto también es posible por primera vez a nivel de los hogares individuales, lo que ayuda a equilibrar toda la red eléctrica”.