Ventajas de los paneles sándwich de poliuretano

0
219

Un buen aislamiento térmico conlleva una mejora en la eficiencia energética de la vivienda, y esto redunda en una disminución de la energía consumida y, por lo tanto, en un menor impacto para el medio ambiente. Este mejor aislamiento de la vivienda tiene su reflejo en la disminución de la factura energética y las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Además, los sistemas de poliuretano permiten reducir los espesores frente a otro tipo de soluciones, con las ventajas que esto supone de ahorro de material y reducción de las cargas transmitidas a los elementos estructurales inferiores.

Gran resistencia y durabilidad

Los sistemas de poliuretano son uno de los materiales con mayor duración del mercado ya que mantienen intactas sus características durante toda la vida útil del edificio. Además, en los últimos año se ha demostrado también su resistencia frente al fuego, consiguiendo la clasificación Broof (t2) en ensayos en los que se simula su aplicación real en la cubierta.

Por otra parte, su composición con una lámina de acero galvanizado y núcleo de espuma rígida de poliuretano garantiza la ruptura del puente térmico en espacios de grandes dimensiones como las cubiertas. Al mismo tiempo, el metal garantiza la seguridad de la cubierta en caso de tormentas eléctricas, los paneles sándwich conseguirían dispersar la energía de manera uniforme por toda la estructura, sin riesgo a la combustión ya que el metal no es inflamable,

Ligereza

A pesar de su resistencia, el poliuretano es un material muy ligero. Esto supone ventajas evidentes en la construcción de cubiertas, por el menor impacto que supone para el resto de la estructura.

Con todas las ventajas que se han expuesto previamente, se puede concluir que la construcción de cubiertas mediante paneles sándwich de poliuretano tiene ventajas indudables frente a las soluciones con cubiertas fabricadas con materiales tradicionales.