Ya hay acuerdo para la Operación Chamartín de Madrid

0
176

El Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento (Adif) y la sociedad Distrito Castellana Norte, del BBVA, avanzan en el acuerdo para el impulso de la Operación Chamartín, renombrada “Madrid Nuevo Norte”. El documento consensuado presenta cambios con respecto del presentado en 2015.

Entre las mejoras, según el Ayuntamiento, se reduce la edificabilidad en 708.500 m2, edificabilidad estimada en 2.662.500 m2 frente a los 3.371.000 m2 del Plan Parcial de 2015. Se prioriza la calidad medioambiental mediante la creación de corredores verdes, se incrementa la creación de vivienda pública, se potencia la relevancia de la estación de Chamartín, que se convertirá en el nodo de transporte más importante de España, se prioriza el transporte público y se reconduce el control hegemónico de un solo operador sobre el desarrollo urbanístico más importante de la ciudad.

Para llegar a este acuerdo se ha trabajado intensamente en desarrollar la nueva propuesta a partir del marco de entendimiento presentado por las tres partes el 27 de julio de 2017. Un primer acuerdo de bases que precisaba de trabajos posteriores que permitieran validar la capacidad del ámbito para soportar los usos e intensidades inicialmente propuestos.

Desde esa fecha se ha realizado un trabajo conjunto en el que se han podido concretar las acciones que el Ayuntamiento de Madrid va a poner en marcha, iniciando la tramitación urbanística correspondiente, con el fin de garantizar la viabilidad y coherencia del desarrollo urbanístico, haciéndolo compatible con un modelo territorial sostenible, equilibrado, y social y medioambientalmente responsable. También se perseguirá lograr un proyecto participado, para lo que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible ha convocado a la Mesa Social de Chamartín en la que se debatirán y recogerán las propuestas y sugerencias de todos los actores implicados.

La propuesta plantea los siguientes objetivos generales:

Atender y satisfacer las necesidades de la población residente en el distrito de Fuencarral- El Pardo y en el norte del de Chamartín; mejorar sus espacios públicos; fomentar la movilidad ciclista y peatonal; y fortalecer el transporte público, conectando transversalmente la corona norte.

Revisar y redimensionar las previsiones de necesidad de suelo tanto para actividades económicas, a través de un gran Centro de Negocios en el entorno de la estación de Chamartín, como para vivienda a corto y medio plazo en los distritos de la corona norte. Madrid Nuevo Norte recoge así una propuesta de desarrollar algo distinto, específico y potencialmente atractivo para Madrid en su conjunto: la posibilidad de generar un potente centro de actividad terciaria que incrementará en algo más de un millón de metros cuadrados la oferta de oficinas de máxima calidad en el CBD (Central Business District) de Madrid.

Situar a la estación de Chamartín, que será la mayor de la ciudad, como gran nodo de comunicación multimodal con todos los municipios de la región en transporte público (metro, cercanías, EMT, autobuses interurbanos) y gran centro de conectividad a través de ferrocarril y alta velocidad y centro de enlace con el aeropuerto.
Características generales

La ordenación urbanística ahora planteada ha supuesto un trabajo de acercamiento y adecuación de la propuesta municipal presentada en mayo de 2016 y de la propuesta elaborada por la iniciativa privada con el objetivo de integrar las mejores cualidades de ambas.

La edificabilidad estimada total será, incluyendo la edificabilidad lucrativa en torno a la estación, de 2.662.500 m2 frente a los 3.371.000 m2 del Plan Parcial de 2015, lo que supone una reducción de 708.500 m2 respecto a lo previsto en 2015 y de 167.500 m2 en relación al marco de consenso presentado en julio de 2017.

Ámbitos de actuación

Se proponen cuatro ámbitos de actuación: Centro de Negocios; Fuencarral-Malmea; Fuencarral-Tres Olivos y Fuencarral-Las Tablas y un área con ordenación a concretar junto a la definición de la futura estación (APR): estación de Chamartín. Se excluyen de la ordenación los suelos destinados a sistema general viario y ferroviario que no son objeto de transformación.

El uso mayoritario al sur de la M-30 será el terciario de oficinas (1.220.000 m2), muy vinculado a la propia estación de Chamartín, manteniendo la presencia complementaria de vivienda (260.000 m2). Al norte de la M-30 el uso mayoritario será residencial, 715.030 m2 en Fuencarral-Malmea y Fuencarral-Tres Olivos (7.150 viviendas) y 75.700 m2 en la zona de las Tablas (757 viviendas); pero también contará con presencia localizada de actividad económica, 251.225 m2 en la zona de Fuencarral-Malmea y Tres Olivos y 140.610 m2 en la zona de Las Tablas.

Vivienda

El nuevo plan propone la construcción de unas 10.510 viviendas (2.600 al sur de la M-30 y 7.910 al norte) frente a las 18.500 viviendas que proponía el plan de 2015 anulado. De ellas, un 20% serán protegidas (2.100 aproximadamente), frente al 10% del total que exige la actual Ley del Suelo y que contemplaba el plan de 2015 impulsado por el anterior gobierno municipal. La cesión de aprovechamiento de los promotores al Ayuntamiento de Madrid se concretará preferentemente en uso residencial de forma que a las 2.100 viviendas protegidas, que se cederán al Ayuntamiento, se le añadirían otras calificadas como libres. Esto se traduce en que el municipio dispondrá de un importante parque para desarrollar políticas públicas de vivienda. La edificabilidad residencial total en el conjunto de los ámbitos sur y norte de la M-30, se situará en 1.050.700 m2.

Centro de Negocios

Al sur de la M-30, se ubicará el gran Centro de Negocios en el entorno de la estación de Chamartín y junto al nuevo intercambiador modal de transporte. Se asignan 1.040.000 m2 edificables para ese Centro de Negocios que se ampliarán con otros 180.000 m2 edificables que se construirán dentro del ámbito de la propia estación.

Para evitar la especialización funcional, el uso de oficinas estará acompañado de 260.000 m2 de edificabilidad residencial (unas 2.600 viviendas de las que un 20% serán protegidas). La edificabilidad lucrativa total al sur de la M-30 se situará entre 1.300.000 m2, sin incluir la edificabilidad a desarrollar en el entorno de la estación de Chamartín, y 1.480.000 m2 incluyéndola. La reforma y modernización de la estación de Chamartín aparece como uno de los puntos clave del nuevo plan.