Ya son más de 160.000 las instalaciones de biomasa térmica instaladas

0
395
caldera-biomasa---Mejores-E

Tal y como expone la Asociación AVEBIOM, en el balance de los dos años de la gira “La Biomasa en tu Casa” con la que está difundiendo las ventajas de la biomasa térmica, a pesar de que el precio del gasóleo para calefacción viene experimentando precios anormalmente bajos desde el año 2015 hasta ahora, la venta de equipos para uso doméstico (calderas, estufas e insertables) tanto de pellet como de leña registró, sin embargo, un incremento aceptable. Un dato que viene a corroborar que la toma de decisión para la compra de un equipo de biomasa no depende ya únicamente del ahorro económico generado por la sustitución, sino que comienzan a valorarse con más fuerza el compromiso medioambiental, la generación de empleo local y la independencia energética, tal y como corroboran los técnicos de AVEBIOM. Son datos del Observatorio Nacional de las Calderas de Biomasa (ONCB) con el  que se estima que hay 160.000 instalaciones de biomasa térmica con 7.275 MW de potencia térmica.

Por provincias, Burgos es la que tiene mayor potencia instalada de Castilla y León y además ocupa el sexto lugar en el ranking nacional de provincias (detrás de Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada y Cáceres). Le sigue León que, además, tiene el mayor número de instalaciones. Esto quiere decir que a nivel doméstico León supera con creces a las demás. Ávila está a la cola a pesar de ser una de las provincias más frías de la región.

Salamanca es la segunda ciudad, después de Madrid, con mayor número de instalaciones para uso doméstico en comunidades de vecinos. En esta provincia existen documentadas 73 instalaciones de biomasa en comunidades de vecinos que acumulan una potencia instalada de 30.000 kW térmicos, y suministran calor a unas 3.000 viviendas, evitando así el consumo de cerca de 4 millones de litros de gasóleo al año.

Crecimiento por grupos de usuarios

La industria alimentaria de Castilla y León se sitúa a la cabeza del crecimiento con un aumento del 32% en número de instalaciones y un 45% en potencia. Las instalaciones en residencias de mayores pasan de 40 a 52, lo que supone un 30% y la potencia asciende de 8,5 MW a 11,9 MW (40,1%).

En cuanto a las Redes de Calor, el incremento de 30 a 42 en Castilla y León marca un ascenso del  40%, y la potencia crece el 19,6% respecto al año anterior.

En el polo opuesto, los grupos de usuarios que menos crecen son: los colegios y centros docentes; las instalaciones deportivas (incluidas las piscinas) y los edificios administrativos en general.